Ciudades inteligentes, metaverso y blockchain: habrá llegado el momento?

Hace varios años que participo y miro los esfuerzos de tanta gente en el desarrollo de las smart cities desde los ámbitos tecnológico, académico, empresarial y gubernamental. Sin embargo, ya sea por las expectativas excesivas o las visiones diferentes, está la sensación de que la mayoría de esos intentos no ha entregado los beneficios esperados.

Según mi opinión, para que las smart cities sean una realidad, era necesario atravesar dos grandes barreras:

La dificultad de apropiarse de los beneficios de las inversiones, y

La cultura local (lo social)

Muchas veces, la primera barrera se resolvía gracias a varios millones de dólares que algunas empresas invirtieron en ciudades como proyectos pilotos, en colaboración con la autoridad local, que a la vez mejoraba su imagen y captaba más votos. Una ciudad emblemática por su despliegue smart en los principios de la fiebre por las ciudades inteligentes fue Santander, en España. Como lo indica el BID “ Santander como ciudad inteligente , se puede considerar un caso pionero y de referencia por distintas razones. La principal es el amplio despliegue de dispositivos conectados, tanto fijos como móviles, por toda la ciudad . Esto fue posible gracias, entre otros proyectos europeos, al proyecto SmartSantander , que fue financiado por la Comunidad Europea –VII Programa Marco– se desarrolló entre 2010 y 2014, y estuvo liderado por la Universidad de Cantabria y Telefónica I+D.”

La mayor de las veces, la falta de un proyecto económicamente viable para las partes, municipios y empresas, en la mayoría de las ocasiones dejó a los proyectos piloto como un bonito recuerdo.

Algunos otros casos de éxito exitosos han surgido cuando se construyen ciudades de la nada, como el caso de Songdo en Corea del Sur, pero que tampoco han podido cumplir todas las promesas realizadas al momento de su creación.

Al parecer, esos intentos de creación de smart cities no consideraron todas las variables relevantes al momento de levantar una ciudad, particularmente la que tiene que ver con “lo social”, principalmente la cultura local, que es lo que yo llamo el #smartcitizen. No hay smart city, sin smart citizen.

Es imperativo, a mi juicio, que las ciudades más inteligentes se construyan sobre un acuerdo elaborado en las bases, de manera descentralizada y sin sesgos.

Hoy día, aparecen mayores oportunidades para intentar transformar nuestras ciudades desde las existentes. Gracias al surgimiento de las tecnologías que hacen real la participación de todas las personas en la creación de este espacio.

Hablo específicamente del metaverso, los NFT, la realidad virtual, los criptoactivos, las DAOs y obviamente, blockchain, gemelos digitales, IoT entre tantas otras tecnologías ya comercializables.

Para entender mejor de qué se trata el metaverso , la Revista Forbes a propósito de la Iniciativa de Metaverso propuesta por Facebook, indicó:

“En el metaverso de mañana, no estaremos en llamadas de Zoom ni en grupos de Facebook. No publicaremos mensajes ni veremos videos de YouTube. Seremos transportados allí. Estaremos en la conferencia. Estaremos en la reunión. Estaremos con nuestros colegas, amigos y familiares. Y lo haremos mediante el uso de lentes livianos, modernos, de aspecto normal que responderán a nuestras órdenes y nos transportarán, o hologramas de nosotros, a todos estos lugares diferentes, inmediatamente y sin importar donde estemos”

Se ha llamado metaverso a este nuevo universo digital inventado, refiriéndose a la novela del género distópico “Snow Crush”, escrita por Neal Stephenson, y publicada en 1992. La novela describe un mundo real anárquico donde el protagonista , Hiro, trabaja de repartidor para Pizzas Cosa Nostra Inc., pero en el Metaverso es un príncipe guerrero cuya labor es evitar que el antagonista robe toda la información del espacio provocando un infocalipsis.

La realidad que describió Stephenson en su libro en 1992 es , para mí, muy cercana a la realidad en muchos lugares hoy día, 30 años después. Sin embargo, la gran ventaja que hoy tenemos es que tenemos la oportunidad de usar la tecnología que masifica las posibilidades de entrar a distintos metaversos y, más aún, de crear nuestros propios metaversos. Con esto quiero decir, que actualmente es posible generar una ciudad inteligente con un proyecto sustentable en el metaverso, en un proceso de colaboración, inversión, participación de sus creadores y sus seguidores.

Gracias a las tecnologías blockchain y sus aplicaciones, hoy el movimiento de las smart cities está empezando a resurgir. Por una parte estamos observando el surgimiento de las citycoins que ofrecen a la gente una forma de apoyar a su ciudad y hacer crecer su billetera cripto mientras ganan Bitcoin BTC y Stacks STX para ellos mismos. Cada ciudad tiene su propia moneda, empezando por Miami y MiamiCoin (MIA).

Por otro lado están las ciudades que han empezado a crear sus gemelos digitales que les permiten planificar, gestionar y optimizar las ciudades en toda una serie de aplicaciones, como la movilidad y la sostenibilidad. Se espera que más de 500 ciudades desplieguen gemelos digitales de aquí a 2025, según un estudio de ABI Research

Finalmente con la entrada del metaverso y todas las herramientas de blockchain será posible valorar cada activo de ese nuevo espacio digital y transitar por ese mundo a través de nuestro avatar , comprando y vendiendo nuestros bienes a través de una criptomoneda que se valorizará en la medida que esa ciudad/espacio lo haga.

De esta forma podrán nacer los creadores de nuevos metaversos que representan ciudades, donde la gente puede comprar terrenos para vivir o re- vender, y donde es posible crear nuevas reglas para la comunidad, las cuales deben cumplirse utilizando smart contracts que se deberían firmar para ser parte de cada metaverso.

En estas condiciones, entonces, una de las preguntas que me surgen es ¿cómo trasladamos la ciudad digital , si es deseable, al mundo real? y ¿Cómo trasladamos los deseos necesidades de una comunidad al mundo del metaverso? ¿Cómo serán nuestras ciudades más inteligentes mañana si usamos todo el potencial de cada uno de los conceptos que la tecnología blockchain está poniendo a disposición?

Estas preguntas surgen porque será necesario crear la estructura legal, los acuerdos básicos entre el mundo real y virtual para alcanzar en la realidad los beneficios que muestra la virtualidad entre otras cosas.

Si este es un tema que te interesa explorar, es una buena idea comenzar a aprender más profundamente cómo sacar provecho de todas las oportunidades disponibles hoy día si cambias tu paradigma y buscas opciones de desarrollo en el metaverso.

Escríbenos a ald@re-imagine.group para ser parte de nuestras actividades en formación continua.

--

--

--

Trabajo para vivir mejor. .Pase x política persiguiendo #SmartCity,Soy independiente y critica.Fundadora de @somosnewcity y @blockbim. I was a homeschooler mum.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
alejandra labarca

alejandra labarca

Trabajo para vivir mejor. .Pase x política persiguiendo #SmartCity,Soy independiente y critica.Fundadora de @somosnewcity y @blockbim. I was a homeschooler mum.

More from Medium

IbBTC (interest Bearing Bitcoin) DeFi holder benefit

I paid the Price Part 2

Project Update: Week three

Rebase APY: #1 Auto Compounding Protocol In Cryptospace